Innovación en la salud

España ocupa los primeros lugares en todos los rankings mundiales en cuanto a producción científica biomédica se refieren, sin embargo, desciende a la segunda mitad de los mismos cuando se trata de su capacidad de innovación. Esta capacidad es algo esencial para la competitividad económica de las empresas, y de los países en los que se asientan.

La innovación es movimiento y vida, y si una empresa no invierte en ello, está muerta. Pero esta innovación ha de estar integrada dentro de un plan estratégico como elemento dinamizador, no ser la solución en si misma.

La innovación, un término tan de moda hoy entre las empresas, no ha de entenderse como un departamento aislado, sino como un barniz que lo impregna todo, en sentido horizontal y vertical. Ha de contar con el total respaldo de la Dirección e incluso tendrá que asumir un papel un tanto “incómodo” en sus propuestas.

Si bien en ocasiones encontraremos cierta resistencia al cambio, que por otra parte es humana, hemos de tener en cuenta que tenemos el privilegio de pertenecer a generaciones que han saltado de lo analógico a lo digital. Sigo sin encontrar el motivo de que en el sector biosanitario los cambios estén costando más, ya que es un sector que siempre fue de los más innovadores.

entrevista
Entrevista a Jaime del Barrio. Innovación en la Salud. Prisma

 

Leer la entrevista completa en BePrisma.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *