Las TIC como remedio al problema de la cronicidad

La cronicidad, es decir, la conversión de enfermedades mortales en crónicas gracias a los avances en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de las enfermedades, se está viviendo como un problema global que va en aumento. El incremento de la esperanza y la calidad de vida debido a los avances médicos están originando un crecimiento vertiginoso en el porcentaje de personas mayores, muchas de ellas diagnosticadas con patologías crónicas. Como dato, destacar que actualmente en España hay más de 18 millones de pacientes crónicos, muchos de ellos con pluripatologías, casos típicos son, la convivencia de enfermedades crónicas como la diabetes, con enfermedades cardiovasculares e hipertensión, con la consiguiente polimedicación y dificultad en la gestión del paciente. Todo ello, genera una elevada utilización de recursos sanitarios asociada a un importante impacto económico para los sistemas sanitarios y la sociedad: los enfermos crónicos representan el 80% de las consultas de Atención Primaria, el 60% de los ingresos hospitalarios y generan el 75% de los gastos sanitarios totales.

El abordaje de estas enfermedades crónicas requiere una atención integral a través de la prevención, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de la enfermedad y es por esta complejidad que representan uno de los principales retos a los que se enfrentan los sistemas sanitarios. Inmersos en una época de cambios en el sector, la digitalización de la sanidad representa una oportunidad para luchar contra estos desafíos a los que se enfrenta nuestro sistema sanitario. Uno de ellos, el del envejecimiento de la población y el consiguiente aumento de las enfermedades crónicas en nuestro país.

En este contexto, las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) a través de soluciones como la telemedicina, teleasistencia y dispositivos móviles (mHealth) abren la puerta a un modelo asistencial centrado en el paciente, en el cual se garantice la continuidad asistencial mediante la eliminación de barreras entre los diferentes niveles y el control adecuado del paciente en cada momento. Como vemos, las ventajas que ofrece la digitalización del sistema sanitario (eHealth) dan respuesta a muchas de las necesidades de los pacientes con enfermedades crónicas y a los que sufren diversas patologías al mismo tiempo. Y es que no será una sin la otra; la medicina personalizada, el seguimiento continuado, el modelo de gestión centrado en el paciente, el autocuidado o el Big Data tienen su razón de ser en las enfermedades crónicas, pero solo las abordaremos de un modo correcto en cuanto avancemos en el proceso de digitalización de nuestro Sistema Nacional de Salud.

Hemos repetido que los enfermos crónicos son un importante dolor de cabeza para los gestores sanitarios. Dejemos entonces que la tecnología actúe – a modo de aspirina-, como remedio para mejorar la atención a estos pacientes, disminuyendo el gasto y optimizando los recursos.

ipad-820272_640

One thought on “Las TIC como remedio al problema de la cronicidad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *