Lo mismo, pero en positivo

No, no se acaba el mundo, o eso creo, pero lo parece: cierre/inicio de año fiscal para muchas empresas; clientes que quieren propuestas en los últimos días antes de marcharse aunque no las resolverán e incluso no las mirarán hasta su vuelta; elaboración de los business plan que por elevación llegarán a las respectivas headquarter de nuestras multinacionales para que estén debidamente actualizados en Q3; incluso hay quienes se irán cuando puedan (aunque ya no serán estivales) porque hay proyectos en marcha que no paran y se quedan… Si, me refiero a estos próximos días, semanas los más, e incluso un mes los pocos, que hemos dado en llamar vacaciones.

Y estando en esta vorágine, pensando en días de playa, travesías por el monte y la montaña, comidas y cenas con familiares y amigos, libros que leer, y otras buenas intenciones, en definitiva. En esta época es inevitable pensar en nuestra huella digital y a ella también le hemos de dedicar un tiempo. Me refiero a nuestras lecturas digitales, actividad en blog y redes sociales puesto que también tienen su “corazoncito” y no hemos de olvidarlas ¿o sí? En mi opinión somos libres o debemos serlo en la decisión que tomemos, hay una corriente de “vacaciones sin wifi”, una opción tan respetable como la contraria, aunque yo me decanto por esta última, ya decidiré yo cuándo y cómo. El control on/off mío.

También es momento de reflexión de lo andado últimamente en este campo y para ello hay que mirar atrás, analizar, evaluar e inmediatamente marcarse líneas de un futuro inmediato que ya está a la vuelta de unos días e incluso escribirlas, por cierto, en nuestro soporte digital, puesto que estamos inmersos en la “oficina sin papeles” que hemos extendido a lo nuestro más cercano.

playa del sardinero, Jaime del Barrio

En mi caso, una primera reflexión me lleva a constatar que no he sido fiel a mi propósito, me he relajado, no he seguido el ritmo que me impuse, ni en frecuencia, ni en temática. Tiene arreglo porque las disculpas al uso, son sólo disculpas: quiero, puedo y lo considero prioritario en mi día a día, pero hay una segunda que me interesa más, y es cómo es percibido mi presencia digital por lectores y seguidores en este blog, redes e incluso otras ventanas digitales en las que escribo artículos. Y aquí he de aceptar un valioso consejo recibido recientemente y del que no era consciente: “está bien, tienes razón, en los que dices… pero últimamente lo impregnas todo de un cierto grado de pesimismo, de negativismo”.

Pienso ¿serán los años, las experiencias vividas, la reiteración de situaciones? Da igual, los hechos, aunque algunos digan que son irrefutables, siempre tienen diferentes ópticas, incluso poliédricas como se dice ahora, por eso, seguiré trabajando, estando por aquí, pero eso si EN POSITIVO, merece la pena disfrutar de todo y mejor todavía, compartirlo.

¡Buen verano, y mejor retorno!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *