Las redes sociales en el sector sanitario

La revolución de las redes sociales está cambiando nuestro modo de comunicar

En lo que se refiere a la presencia de las redes sociales en el sistema sanitario y viceversa, hemos oído hablar de la Clínica Mayo como centro de referencia mundial en investigación, docencia y asistencia sanitaria, pero lo que muchos no saben es que en aras de esa transparencia que aquí tanto echamos en falta, este centro desde 2005 lidera también la revolución de los medios sociales en la atención de la salud, contribuyendo, según sus propias palabras, a la salud y el bienestar de las personas en todas las partes del mundo.

Según podemos leer al inicio de su – Mayo Clinic Center for Social Media, y es el sentir que impregna su proyecto, La revolución de las redes sociales es el desarrollo de las comunicaciones de mayor alcance desde la imprenta de Gutenberg.

El Centro de la Clínica Mayo para las Redes Sociales, tiene el más popular canal de proveedores médicos en YouTube y más de 600.000 seguidores en Twitter, así como una página activa en Facebook con más de 400.000 conexiones. También tiene diferentes blogs que permiten a los pacientes y a sus empleados, no sólo acceder a noticias, información, y participación, sino también contar sus historias, historias que a todos interesan, como se encargará de demostrar o no, la red.

Esta interacción entre los empleados y la organización en conversaciones, entre otras, como las relacionadas con el plan estratégico de la organización, implican un compromiso por las dos partes y contribuye a que la Clínica Mayo esté reconocida en la revista Fortune como uno de los “Mejores Lugares para Trabajar”.

Pero su capacidad no se limita al Centro sino que está contribuyendo de manera activa y decidida a mejorar la alfabetización sanitaria global, la prestación de atención de salud y la salud de la población en todo el mundo al no haber barreras en el acceso a esta información/formación.

La filosofía en la que se asienta y que comparto plenamente es la de que los individuos tenemos el derecho y la responsabilidad de abogar por nuestra propia salud. La responsabilidad de las instituciones y autoridades sanitarias debe ser ayudarnos a utilizar las herramientas de las redes sociales como mejor sea para obtener la mejor información, conectarse con nosotros individualmente y con la sociedad a la que sirven, y facilitar el poder de una elección libre, fundamentada y en definitiva la más saludable.

Pero el Centro de la Clínica Mayo para las Redes Sociales es sólo un ejemplo ya que en los Estados Unidos de América, en la práctica totalidad de sus hospitales, desde luego en todos los más importantes, ya están desarrolladas las redes sociales. Concretamente en los 50 estados y el distrito federal que lo componen hay 1501 hospitales con redes sociales de los cuales, 695 tienen Youtube (46%), 1264 Facebook (84%), 967 Twitter (64%), 1116 Linkedin (74%) e integran 6379 blogs y prácticamente el 50% tienen todas estas redes sociales.

Las redes sociales se están convirtiendo en las herramientas más innovadoras para difundir un conocimiento que a todos nos interesa, y fomentar la colaboración y la responsabilidad desde la corresponsabilidad, y en definitiva contribuyendo entre todos a la mejora de la calidad asistencial en todas partes.

En España, todavía falta tiempo, aunque espero no sea mucho, para que el potencial innovador de las redes sociales recoja la auténtica voz de los pacientes y de los profesionales de la salud, convencidos de que la transparencia nos hace a todos mejores como individuos y como organizaciones.

redes_sociales_2

Un comentario en “Las redes sociales en el sector sanitario”

  1. Felicidades por el post! Ciertamente las organizaciones sanitarias españolas están aún muy lejos de integrar las redes sociales en su plan estratégico, como herramienta no sólo de gestión de la información y su relación con los públicos, también como uno de los valores empresariales que pueden marcar la diferencia en términos de efectividad y eficiencia.
    Ojalá la burocracia y el hermetismo de las instituciones sanitarias de este país de paso a la trasparencia y el trabajo en equipo para lograr un espacio global de comunicación entre todos. En la crisis está la oportunidad!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *