Economía del Propósito

Tecnología y transhumanismo en el sector de la salud

Estamos inmersos en la economía del propósito en la que el propósito de cualquier proyecto no es suficiente si no va acompañado de la metodología integral adecuada en la gestión del mismo. En este marco no podemos ignorar un movimiento filosófico e intelectual conocido como transhumanismo (H+) que se vertebra sobre el uso de la ciencia y la tecnología para el desarrollo mental y biológico de los seres humanos, transcendiendo con creces los límites que hasta este momento podemos fijar en base a las evidencias científicas.

Seguir leyendo «Economía del Propósito»

Economía versus Salud

A los profesionales sanitarios, a los pacientes y a la ciudadanía en general nos sigue removiendo ver cerca, cuanto más juntas, las palabras economía y salud; pero bien es verdad que quienes de números se preocupan prioritariamente (economistas, gestores y autoridades), también están interesados en la Salud. Intentar que nuestro Sistema Nacional de Salud sea sostenible, no sólo ahora -un reto real-, sino en un futuro no muy lejano, es un objetivo de todos, aunque sólo sea por interés egoísta, ya que si de salud se trata a todos nos toca en un momento u otro.

La industria biotecnológica, la de tecnologías sanitarias y, sobre manera, la farmacéutica, la más innovadora de ellas y la que dedica un mayor porcentaje de su presupuesto a investigación y desarrollo, han de aliviar el peso económico de áreas como marketing y ventas, porque el entorno y los canales han cambiado hacia la simplificación. Seguir leyendo «Economía versus Salud»

La economía reclama (inter)disciplina. La biología al rescate

Presentación del libro de Emilio Muñoz Ruiz, Profesor de Investigación “ad honorem” en el Instituto de Filosofía del CSIC y presidente del comité científico de ASEBIO

Emilio_MuñozLa Biología al Rescate es un compendio de muchas horas de trabajo que resumen muchos años de conocimiento y experiencia contados no sólo desde el rigor que a un científico se le exige sino desde la transferencia de emociones que sólo aquel que las siente puede transmitir y ser percibidas por quienes estamos abiertos a ellas, sintiendo el aliento de un amigo.

No evita entrar en cuestiones polémicas pero lo hace desde la solidez que ningún bien nacido puede sino pararse a disfrutar, intentar entender el porqué de tal o cual aseveración y si aun así sigue disintiendo  de ella, atreverse a planteársela al autor desde una bienintencionada controversia. Seguir leyendo «La economía reclama (inter)disciplina. La biología al rescate»