Transparencia sí, pero ¿cómo y cuándo?

Vivimos en una época de frases grandilocuentes, palabras clave… pero detrás poca cosa, en ocasiones vacías de contenido, en otras imposibles de desarrollar, en definitiva poco creíbles y una vez más, otra oportunidad perdida, en este caso de trabajar en la cohesión de nuestro sistema sociosanitario, o lo que es lo mismo en la equidad en el acceso a los recursos de cualquier residente en nuestro país que así lo requiera.

Después de más dos décadas hablando de ello, parece que en este año 2014 será una realidad, (¡todavía no lo es!), que la mayoría de los hospitales, centros de salud y consultorios de nuestro país almacenen la información obtenida sobre los pacientes de manera electrónica, ya es un gran paso.

Para ello esperemos que la historia clínica electrónica (HCE), en tanto en cuanto es un registro digitalizado de datos sociales, preventivos y médicos de un paciente, obtenidos de forma directa o indirecta y actualizados permanentemente y con las suficientes garantías éticas y legales, pueda ser de uso compartido por el paciente y sus profesionales sanitarios de contacto, pero también por múltiples instituciones interesadas y la interoperabilidad de los documentos digitales que la componen sea posible independientemente de las plataformas de software que utilicen.

transparencia
El Sistema Nacional de Salud inglés (NHS) contará con una base de datos con información clínica compartida

Nos preocupa la sostenibilidad (otra palabra de moda) del Sistema, la equidad (más palabras) en el acceso a diagnósticos y tratamientos más seguros y eficaces y sólo vemos acciones económicas cortoplacistas puras, eso sí con mucha jerga lingüística (impacto, innovación…) pero exentas de transparencia (la palabra que nos ocupa).

Transparencia en el estado del conocimiento, de los procesos, del papel de los intervinientes, instituciones y/o profesionales, de resultados en salud: esto sí que debe importarnos. Pero todo lo anterior es imposible mientras no exista primero y se comparta después, información básica como datos de los beneficiarios, recursos, características… ¡y cómo no! registros de pacientes por enfermedades.

Ah, ¿pero no existen? Hay excepciones, pero aunque hablemos de un único Sistema Nacional de Salud y deseable Sociosanitario, mientras no se utilicen Sistemas de Información o estándares que faciliten el intercambio digital de los datos, y por lo tanto no sea posible que la información del paciente esté disponible en el punto de atención donde él se encuentre y en cualquier momento que lo precise independientemente de quién sea la institución prestadora del servicio, no podemos extraer información a todas luces, interesante para todos, vital diría para muchos.

Se habla de libre elección de centro y profesional sanitario por parte del paciente, pero ¿han probado a algo tan sencillo como busque, compare, y…? es imposible lo anterior si no hay posibilidad de acceso a la información, no hay transparencia. En pleno desarrollo digital, salvo honrosas excepciones, es prácticamente imposible obtener datos, no sólo de resultados en salud, ligados a un centro sociosanitario, a sus profesionales y a sus servicios, sino ni siquiera a datos de contacto o localización. Otro día hablaremos de para qué sirven las webs en nuestro entorno.

Hablamos de Big Data y es una realidad imparable pero hemos de insistir y es el momento de ello de la necesidad de la interoperabilidad de los sistemas. La verdad es que la mayoría de los centros sociosanitarios tienen sus propias bases de datos “exclusivas” configuradas para que sean accesibles desde cualquier soporte digital de los “suyos”. Por cierto el presente y futuro inmediato es y será de tablets y mobiles, con suficientes garantías de seguridad, que ya poseen muchos pacientes y menos profesionales sanitarios.

Sí, la transparencia permite avanzar, optimizar recursos, priorizar… como pacientes, profesionales o sociedad en general, al mismo tiempo que nos hace más libres y más creíbles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *